Descripción del track

Esta quizás sea la parte más divertida de Alameda Trail. Se trata de una sucesión de subidas y bajadas por senderos que atraviesan bonitos barrancos. La ruta no pasa por ningún lugar especialmente técnico, pero ojo, se trata de trail, así que es aconsejable no levantar mucho la vista del suelo.

Nada más empezar la ruta nos espera un bucle en el que en algo más de 2 km ascenderemos y descenderemos casi 200 metros. Como las piernas ya estarán calientes, atravesaremos un tubo donde tendremos que agacharnos si no queremos hacernos un chichón.

El túnel da a una subida bastante corrible, pero llena de guijarros sueltos, para después encarar una bajada muy disfrutona. Al terminar la bajada tendremos que recorrer un falso llano que no es tan falso al final del mismo. Unos cuantos zig zás y llegaremos a un sendero franqueado por matorrales que nos dará la oportunidad de poner las piernas a tope mientras no perderemos la vista del suelo debido a los saltos y piedras que nos irán apareciendo.

Al término de ese sendero llega una de esas cuestas por las que Alameda Trail empieza a ser conocida. Todo para arriba sorteando piedras y socavones. La ruta nos da un pequeño respiro hasta que llegamos a la celebérrima LA ANTENA. Más de 50 metros de desnivel positivo en algo menos de 300 metros.

La antena es muy dura, pero siempre es aconsejable guardar piernas porque tras recorrer unos pocos metros nos encontraremos con un barranco de puro trail. Desde ahí encararemos la última parte de la ruta que nos llevará a subir una cuesta de esas que engañan y te dejan sin aliento. Tras superar esa cuesta y bajar hacia un olivar, tendremos que enfrentarnos a los dos últimos grandes escollos de la ruta. Dos cuestas, con sus correspondientes bajadas, en las que ganaremos en torno a 150 metros de desnivel positivo en un tramo que no llega a los 2 km.